fbpx

Tiramisu

0

Ingredientes:

  • 500 g. de queso en crema Mascarpone.
  • 6 huevos M (de los que empleamos 6 yemas para el sabayón y 4 claras para montar)
  • 150 g. de azúcar glass en polvo o azúcar normal.
  • 300 g. de bizcochos
  • 4 cucharadas del licor que más os guste
  • 10 a 20 g. de cacao puro en polvo
  • 150 ml. de café fuerte
  • 1 pellizco de sal para montar las claras

Elaboración:

Crema:

  1. Calentamos agua en una cazuela grande. Mientras se calienta el agua vamos separando las yemas de las claras y apartamos en una taza. Las claras las vamos a montar posteriormente.
  2. Los huevos deben ser frescos y hay que manipularlos a temperatura ambiente. Mezclamos el azúcar, en un cuenco metálico, con todas las yemas.
  3. Empezamos batiendo en el cuenco fuera del agua y cuando comience a espumar introducimos el cuenco en la cazuela con el agua caliente.
  4. Una vez dentro batimos con unas varillas manualmente o con las de la batidora hasta que las yemas doblen de tamaño. Vamos añadiendo poco a poco las cuatro cucharadas de licor y mezclando de manera envolvente hasta que estén incorporadas a la crema.
  5. Después de mezclar todo sacamos del baño maría y seguimos en frío hasta que nos quede una crema esponjosa y compacta. Reservamos para el montaje del tiramisú.

Tiramisú:

  1. Montamos las claras a punto de nieve. Para ello introducimos las claras, a temperatura ambiente, en un bol seco. Les añadimos un pellizco de sal y empezamos a batir. Batimos hasta que las claras suban y queden firmes. Luego manejamos el merengue con una espátula de silicona.
  2. Añadimos la crema que tenemos reservada a las claras montadas. Mezclamos de manera envolvente y con cuidado hasta que quede todo integrado e intentando que bajen lo mínimo posible.
  3. Batimos el queso mascarpone hasta que quede cremoso. Mezclamos este queso batido con la crema anterior suavemente, intentando que no se baje la crema para mantenerla esponjosa. Reservamos.
  4. Ponemos una cafetera con un buen café, el que más os guste. Una vez preparado lo dejaremos enfriar.
  5. En el molde elegido, ponemos una capa de bizcochos. Regamos con el café para empapar los bizcochos. No debemos mojarlos demasiado, no deben romperse.
  6. Cubrimos con una capa de crema de queso y huevo y repetimos la operación hasta tener una o dos capas más, bizcochos mojados y capa de crema. El último paso es el del toque del cacao, imprescindible que sea cacao de calidad y amargo.
    Lo espolvoreamos sobre el postre con un colador para que no queden grumillos.
  7. Enfriar en la nevera para que enfríe.

Bon apetit

Share.

About Author

Leave A Reply