fbpx

¡Que vienen los rojos, salgamos a las calles!

Foto: Twitter

Madrid, la cuna de lo liberal, lo moderno, lo vanguardista, a veces tan avanzado, y otras en cambio, tan retrógrado… no es su esencia, pero si la capacidad de unos pocos para aparecer y ser noticia en todos los medios de comunicación con sus denigrantes actuaciones a modo de “manifestación”.

¿Qué piden? La dimisión del Gobierno y Libertad para todos… eso sí, muchos la pedían porque tienen la necesidad de jugar al golf, ir a sus clubs y a sus reuniones de trabajo, que fumando un puro conjunto seguro saben mejor. Para otros en cambio la protesta iba más allá, necesitaban saber cuando podían volver las muchachas a casa porque había que planchar. Pues bien, como veis sus preocupaciones son varias y muy legítimas, porque oye, en un país donde la cifra de muertos asciende a 27.459 y la de infectados a 250.183 pues si, es algo muy normal pedir la libertad en Madrid, que aún se encuentran en Fase 0, y que desde luego si pasan a la segunda fase será por presiones constantes a su presidenta.

Los barrios mas pudientes de Madrid salen a la calle como digo, y lo hacen a lo grande, como a ellos tanto les gusta. Bandera de España en mano y en boca, muchos no respetando la distancia social o el uso de mascarillas, pero eso no importaba, porque querían hacer ruido. Cazuela en mano y cuchara en otra mano, o palos del golf contra farolas, daba igual, ruido al máximo y canciones pegadizas como cual partido de fútbol.

El coronavirus está dejando imágenes desoladoras, familias destrozadas por pérdidas de sus seres queridos, otras porque han perdido su trabajo y otras en cambio porque ven difícil volver a trabajar. Un paquete de arroz para muchos es un agradecimiento por tener algo que llevarse a la boca. Por lo que me hago una pregunta, ¿los manifestantes de barrios como el de Salamanca o Serrano en qué piensan cuando piden la libertad?, ¿qué les motiva a salir a la calle? Mi respuesta es clara, el odio. Todos con un denominador común, Santiago Abascal. Él, ese hombre que echa la culpa de las muertes al Gobierno, que debe de tener un plan oculto, pero que oye no nos lo cuenta, para salir de esto, no deja de infundir miedo y odio retando al gobierno a convocar 52 manifestaciones en pleno estado de alarma, el día 23 concretamente en todas las capitales de provincia. No le hace falta más que pedirlo y sus seguidores se echan a las calles, y además, antes de lo que el esperaba.

Humanidad, solidaridad, respeto y apoyo a todas y cada una de las familias de este país, eso es lo único que se puede esperar de un país en alarma social. Pero esto es España, y no aprendemos la lección. Cuando la derecha mas radical pide fijarse en otros modelos sociales y de actuación para combatir esta pandemia, no se da cuenta que es en esos países donde la base reside muchas veces en que los diferentes partidos políticos no se odian, se apoyan y ayudan para salir juntos de esto y lo mas reforzados posibles.
Somos muchas veces el punto de mira por estas razones. Porque no queremos lo mismo ni somos lo mismo. Unos intentan gobernar para todos y otros desgobernar para unos pocos, esos mismos que ayer salían a la calle a protestar.

1 comentario

Leave A Reply

info@estudiario.es Copyright ® 2019- Estudiario.es - Todos los derechos reservados.