fbpx

No se le puede dar poderes a la gente

0

Hace unas semanas, al comentar el manga “My Hero Academia” señalaba una obviedad: en un mundo en el que mucha gente tiene superpoderes es inevitable que un porcentaje elevado de ellos los utilice en su propio beneficio, la gente no deja de ser gente porque pueda volar o derribar paredes de un cabezazo, sin embargo, hoy nos toca ir un paso más allá. Brandon Sanderson nos lleva a un mundo en el que hay gente con superpoderes, pero en el que todos ellos son, más que malvados, psicópatas desalmados.
Así, en contra de lo que todos querríamos imaginar, la aparición de la estrella roja Calamity en el cielo de nuestro planeta no supone el nacimiento de una edad de oro, o un gran avance en el desarrollo, ético, social o moral, de la humanidad, sino, por el contrario, el fin de la libertad, de la sociedad tal y como la conocemos, en suma, el fin de la civilización ya que hace que cientos de personas normales desarrollen extraordinarias habilidades, convirtiéndose en Épicos, y que todas ellas se transformen en individuos crueles, sanguinarios y completamente obsesionados con el poder, imponiendo una brutal tiranía sobre las personas comunes. Frente a ellos los únicos que resisten son los Reckoner individuos, obviamente sin poderes, que se encargan de asesinar a cuantos Épicos pueden.
A primera vista ya se aprecia que esta novela de Sanderson es una obra orientada a un público más juvenil de lo que es habitual en él, puesto que, no es tan compleja como la mayoría de sus obras. Igualmente, es evidente. que sigue el esquema del “viaje del héroe”, desde la crisis que hace que el protagonista decida involucrarse hasta la presencia del mentor que le guía y le instruye, sin embargo, no debemos engañarnos, el hecho de que se ciña a un esquema clásico no implica que la obra carezca de interés o calidad, si hay algo de lo que puedes estar seguro con las obras de Sanderson es que siempre va a ir un paso más allá, tanto en el planteamiento de la historia, como en su desarrollo.
Brandon Sanderson es un maestro del género y se nota, la trama es interesante, las escenas trepidantes, no hay un momento en el que no ocurra nada, también es coherente, todo lo que ocurre tiene una lógica, aunque tardemos en darnos cuenta y, por último, los personajes son maravillosos: sólidos, con personalidad, carismáticos, es muy fácil empatizar con ellos (más allá de que en una historia de David contra Goliat hay que ser muy desalmado para no ponerse de parte de David). En resumen, una novela interesante, ligera y entretenida, sin duda, muy recomendable.

Share.

Leave A Reply