fbpx

Love of Lesbian: “Nosotros nos consideramos como una anomalía”

En Barcelona en 1997 nacía un grupo que poco a poco se iría haciendo un hueco hasta convertirse 20 años después en una de las bandas más importantes del país, con un Grammy Latino incluido. El guitarrista de la banda Julián Saldarriaga ha concedido a Estudiario.es una entrevista en exclusiva donde analiza la situación actual de la música, del grupo.

Pregunta: 22 años de Love of Lesbian ¿Cómo ha cambiado el grupo?

Respuesta:Ha ido desde que ensayábamos  en un garaje en el pueblo y los 12 primeros años hacíamos conciertos para 5 o 12 personas y los últimos en8 años son lo que ahora la gente conoce. Grupos con Discos de Oro, de Platino, los números unos, giras por Latinoamérica. Ósea él sueño americano, pero Made in Spain.

P: ¿Y el panorama musical, como ha evolucionado, porque en 22 años ha cambiado todo?

R: Nosotros nos consideramos como una anomalía, creo que cuando todo el mundo estaba mirando hacia el suelo nosotros estábamos disfrutando haciendo el payaso y siendo los más divertidos. Con nuestro último disco, cuando todo el mundo quiere hacer canciones para tocar en los festivales y ser un grupo festivalero, nosotros estamos haciendo canciones con letras larguísimas y que cuenta algo que al principio no se van a entender. Nosotros siempre hemos hecho lo que nos ha dado la gana y los años que llevamos en carrera nos ha dado la confianza y la idea de que tenemos que hacer lo que nos dé la gana. Porque al final la gente no solo come lo que inmediato, sino que le gusta descubrir cosas. 

P: Respecto a lo que dices, esas canciones diferentes que realizáis, ¿es complicado ponerlas en el mercado?

R: Sí son canciones complicadas y más en la dictadura de los tiempos y de la inmediatez de Twitter, Facebook, Spotify… y de vivir en un mundo de escuchas rápidas de 20 segundos. Todo esto hace que la gente que no está acostumbrada a escuchar álbumes completos y canciones completas se pierdan una parte de un artista o de un grupo

“Nuestras canciones son complicadas en la dictadura de los tiempos y la inmediatez” 

P: Hoy en día todo es de consumo rápido y al final ese tipo de gente no disfruta de la música…. 

R: Sí, es un comportamiento general y que esta extrapolado a todo. Por ejemplo, cuando conoces a alguien y te da una primera impresión rápida y haces un juicio de valor, pensando que seguramente sea un gilipollas, pero en realidad posiblemente no lo sea. Y todo es porque el mecanismo de defensa te actuar así o porque no ha tenido su día… pero al final si le conoces bien te das cuenta de que es un buen tipo. Todo esto es un mal endémico de nuestros tiempos, y hablando de la música es muy difícil convencer a alguien de que estás haciendo un disco para que le escuche entero y no una playlist con la mejor canción de tu grupo. Al final para los que somos de otra década, que nos fijamos en la impresión, fotografías e incluso consultar los créditos siempre escuchamos el disco y no una sola canción. 

P: Hablabas antes de los festivales, y parece que claro que cada vez hay más festivales y más publico festivalero, ¿es un boom, una burbuja que explotará en breve o una realidad?

R: Creo que la amenaza de que explotará lleva más de 6 o 7 años y nunca pasa. Y en todo caso va a seguir pasando, porque el mercado y los discursos son así y la gente que lo lleva quiere llevarlo todo a un extremo. A un extremo que reviente y que se baje todo el suflé y vuelva a empezar. Que sobrevivan los que están bien montados con productoras importantes detrás.

Creo que los festivales es un sitio maravilloso, pero eso no quiere decir que cuanto más abarquen sean mejores que las salas. Nosotros hicimos a inicio de año una gira muy delicada, muy cuidada por teatros, donde mezclábamos marionetas, títeres con un repertorio de hora y media con canciones no conocidas, lo que se llamaba caras B, más pequeñitas.

Esa gira ha sido una maravilla para nosotros, todo vendido, todo un éxito y la gente ha salido encantadísima pese a no saber lo que venían a ver. Y todo esto ha ocurrido con nosotros, que siempre hemos sido tachados como un grupo festivalero.

“El boom festivalero lo quieren llevar a un extremo que reventará y bajará todo el suflé” 

P: Acabáis de terminar esa gira de teatros y son muchos los grupos que antes han realizado algo así, pero ¿Qué supone para un músico ir a un teatro y hacer lo que habéis hecho?

R: Mira como pequeña corrección, y sin parecer pedante, no es un concierto acústico. Lo que estamos acostumbrado a un concierto en teatro es el artista sentado encima de un taburete y tocar en acústico algunas canciones. Nosotros lo que hicimos es con toda la banda detrás, con una escenografía cuidada de teatro, que va cambiando con las canciones, cada canción tiene un gag con una representación de títeres o marionetas. El protagonismo es simplemente la música y una escena visual acorde a la canción, 

Esto no es algo que yo haya visto en otros grupos de España y fuera solo a David Bowie y no quiero comparar porque Love of Lesbian está a años luz de él. 

La reacción del público ante esto, es una reacción de filia, de filiación, de confirmación de os había visto en conciertos y en sala y ahora aquí y es increíble. Los primeros minutos suelen estas desconcertados, pero después les encanta. 

P:Love of Lesbian si que parece un grupo diferente. Muestra de ello es de esta gira que hemos hablado y de vuestro contacto con la poesía. ¿Es tan importante estas cosas diferentes para diferenciaros del resto de grupos?

R:Es nuestra manera de trabajar, y parte sobre todo de Santi, porque tiene una manera de ser que yo reconozco que cuando le conocí, yo escribía, y me quede impresionado al verle frente a frente el carácter que imprime en las letras y la lírica. A mí todo esto me dejo apabullado. Santi tiene un peso importantísimo ahora mismo en esta historia, y que hace que nos plantemos las cosas desde una perspectiva que nadie se lo había planteado. Creo que esta es una virtud que poca gente la tiene. El aparato creativo de la banda cuando planteamos un disco con una gira cuidamos todo, desde las luces pasando por todo. La poesía no es solo letra.

P: 22 años son muchas horas juntos, millones de kilómetros y miles de conciertos ¿el día a día terminando cansando?  El público el general puede ver la vida del músico como solo trabajo en verano, pero realmente es una vida muy dura

R: Sí. Es difícil convencer a la gente de que la vida del músico no es la hora y media de concierto. Sino que detrás hay hora de ensayo de furgoneta, de convivencia… Recuerdo la primera gira que comenzamos a funcionar era muy difícil conciliar esta movida con la vida que yo llevaba. Yo era un maestro en un colegio público y tenía un horario normal. Yo era muy feliz. Tuve que dejarlo todo eso para dedicarme al grupo. 

Es muy difícil cuando estas programado para trabajar de lunes a viernes y ser productivo de manera diurna cambiar todo. La verdad es que hay mucho trabajo diario. Debemos olvidarnos de cómo eran las bandas antes con un manager y una discográfica que hacia todo. Ahora los grupos somos autores de canciones, pero a la vez debemos planificar estrategias, carteles, videoclips, que llevaremos a cada concierto. Entre semana hay un trabajo diario muy importante, aunque la gente se piensa que no hacemos nada.

Lo bueno es que no somos una banda soñada, nadie nos ha puesto aquí porque seamos la mejor guitarra del mundo… somos una banda de amigos y tenemos un proyecto en común, en conjunto. Un proyecto que el chaval de 16 años que era yo y que comenzó a tocar la guitarra jamás lo hubiera pensado. 

Desconozco donde me llevará la vida, donde acabaré… pero todo este proyecto voy a disfrutarle, a hacerlo lo mejor posible, y que pueda. Creo que el humor y el amor entre nosotros es como el cáliz que nos ha hecho sobrellevar todo lo malo. Yo recuerdo tener que ir a tocar a Bilbao ante seis personas… y eso lo sobrellevas con compañerismo y humor, la relación que tenemos entre nosotros y el conocimiento que tenemos sobre el resto de la banda.

“En el último trimestre de 2020 publicaremos un nuevo disco y actuaremos en España en 2021” 

P: Parece clave ese trato que tenéis… Hace poco habéis anunciado en El Periódico  que habrá un parón que puede llegar hasta 2021 donde Love of Lesbian no actuará, sino que prepará su nuevo disco… todo este tiempo ¿es fruto del cansancio o de la necesidad de tener cada vez más ojos o oídos viendo vuestra composición y por ello necesitáis más tiempo?

R: Es un poco todo. Aunque también es algo estratégico. Nosotros ahora mismo tenemos varias canciones para un próximo disco que estamos terminando de perfilar. Vamos a acabar de perfilar primero. Queremos tener el disco acabado para finales de abril o así, para si todo sale bien, publicarlo a finales de 2020, en el último trimestre y comenzar a actuar en el 2021 en España. 

Este año cohabitando con la gira de veranos ya estamos entrando al estudio para grabar demos y maquetas de algunas canciones, y también maquetar ideas. Este próximo disco lo queremos tomar con calma y posiblemente a finales de año volvamos a entrar al estudio para mejorar esas demos, y poner en común nuestra necesidad de hacer un disco bueno.

Leave A Reply

info@estudiario.es Copyright ® 2019- Estudiario.es - Todos los derechos reservados.