fbpx

La Cantabria por Conocer: De Argüeso a Fontibre

0

Hoy comenzamos nuestro paseo por la tierruca en el pueblo de Argüeso de Campoo de Suso, una localidad de menos de 50 habitantes y tan solo 3 kilómetros de Espinilla, y muy cerca de Reinosa.

Dos son las grandes joyas que alberga el pueblo campurriano: El poblado cántabro y el Castillo de San Vicente.

Los castros prerromanos se encuentran en la cumbre de Cerros, en Peña Campana y en La Triquineja, todos ellos de la Edad del Hierro. En La Pastiza se ha reproducido un “poblado cántabro” en base a los descubrimientos de los restos arqueológicos que han ofrecido las excavaciones arqueológicas realizadas en la zona.  

La reproducción se comenzó a construir en el año 1990 gracias al impulso de la asociación Cantabria Ancestral. Se constituye como parque arqueológico, centro de investigación experimental y lugar para diversas actividades. La reconstrucción tiene un gran nivel de detalle y posee varias cabañas que han sido construidas con la misma técnica que antiguamente (arcilla, agua, piedra y vegetales).

Por su parte, el Castillo que fue declarado BIC en 1983, se encuentra en el alto y ha sido construido en diferentes épocas. La edificación consta de dos torres unidas por un cuerpo central, frente al que se abre una plaza de armas. Allí hay una barbacana por la que se accede al Castillo. Respecto a la construcción en el XIII se levantaría la torre occidental sobre los muros de una pequeña iglesia de los siglos IX o X, con advocación a San Vicente, que es la que dado nombre al castillo (cuyos restos aparecieron durante las obras de rehabilitación de 1989, junto a una tumba de lajas de la misma época). En el XIV se construiría la torre oriental y ya en el XV el cuerpo central que las une y la muralla, lo que acabó dando un aspecto de castillo.

El castillo fue propiedad del Señorío de la Vega (Doña Leonor de la Vega y Diego Hurtado de Mendoza –fundadores de Torrelavega-). Tras la muerte del Marqués de Santillana –hijo de Doña Leonor y Diego Hurtado- hereda el castigo Diego Hurtado de Mendoza. Los Reyes Católicos en 1458 para agradecer su fidelidad le nombran Marqués de Argüeso y Campoo, siendo el castillo la sede del marquesado.

Ya en 1873 el último marqués de Argüeso, Don Mariano Téllez de Girón vende sus propiedades a un vecino del pueblo.

Desde entonces la edificación es abandonada. Algo que provocó la ruina total del mismo, incluso cuando es declarado BIC en 1983. Las labores de reconstrucción fueron iniciadas 6 años después de la declaración.

Muy cerca de allí se encuentra la localidad de Fontibre lugar donde el río Ebro sale a la luz –nace en el Pico Tres Mares-. En el paraje dónde se puede ver por primera vez el famoso río se encuentra lleno de árboles autóctonos como fresnos y chopos. Toda esta zona es ideal para dar un tranquilo paseo rodeado de naturaleza y de un bello paisaje.

Share.

Leave A Reply