fbpx

Hasta ser un superhéroe puede resultar rutinario

0

Si somos sinceros a todos nos gustaría tener una vida fácil, no sencilla, una vida con emociones, aventuras y demás pero que no implicase ningún riesgo, como los videojuegos con trucos, o directamente con el “modo dios” activado, pero eso probablemente fuese un error porque no puede haber aventuras sin riesgo, ni emociones sin incertidumbre, al elegir la invulnerabilidad total, la victoria fácil estaríamos privando de todo sentido a la aventura, se convertiría en una cuestión rutinaria, burocrática, es decir, aburrida. Puede que no lo sintiésemos de inmediato, puede que el subidón de las primeras victorias durase un tiempo, pero, antes o después, nos daríamos cuenta de que lo que hacemos puede tener sentido, puede tener valor, pero carece del más mínimo interés. Incluso si eliminamos de la ecuación todo el asunto de las aventuras, si nos centramos únicamente en la vida cotidiana, aun así, es difícil, duro y deprimente vivir sin retos.
Eso es lo que le ocurre a Saitama, el protagonista de “One Punch Man” el manga con guion de “One” y dibujo de Yusuke Murata, un superhéroe que derrota a todos sus enemigos, por grandes y poderosos que sean de un solo golpe, con lo que tras tres años de entrenamiento y lucha ha llegado a un punto en el que su misión de superhéroe le aburre.
A partir de esa premisa los autores nos trasladan a un mundo en el que los villanos existen, donde los monstruos arrasan ciudades, donde tiene sentido dar un paso al frente para convertirse en héroe. Y eso es lo que hace Saitama al verse enfrentado a una decisión moral. Decide ser un héroe. Sin embargo, ese origen superheroico es una buena muestra del estilo de “One” la decisión moral puede que sea limpia, pero todo lo que la rodea es absurdo, una sucesión de hechos, personajes y detalles plagados de sarcasmo: Saitama debe salvar a un niño, pero se para a pensar que es muy feo, el monstruo es ridículo (como todos los que pululan por el manga) y el motivo por el que quiere matar al niño es de juzgado de guardia.
El origen de este manga es un webcómic, y se nota, en la trama, el ritmo, el tono, todo, a pesar de los enemigos, de los combates, de los problemas, la historia avanza rápido y las carcajadas se suceden, ya sea por el diseño de un monstruo, por como se presenta el trasfondo de un personaje, por la acción en un combate o por las expresiones de Saitama ya sea en su faceta de héroe o al enfrentarse al único enemigo que siempre le derrota: las actividades básicas de la vida cotidiana. Un manga divertido y muy interesante que te deja, sin duda, con ganas de más.

Share.

Leave A Reply