fbpx

EstuCantabria: San Vicente de la Barquera

0

Continuamos nuestro paseo por Cantabria y lo hacemos ante un gran sol, de los mejores días del verano. Y por ello nos acercamos a una villa marinera que tiene canción propia. Obviamente hablamos de San Vicente de la Barquera. 

Lo primero que cabe destacar es que  el origen de sus primeros asentamientos humanos no está del todo claro, son muchos los historiadores que identifican a San Vicente con la antigua Evencia romana y ubican aquí el Portus Vereasueca, por su magnífica posición topográfica junto a la bahía que forma un doble brazo de mar. El municipio tomó su nombre actual del conocido mártir aragonés, en los albores del siglo XIII.
De entre sus fiestas merecen especial mención La Folía, multitudinaria procesión marítima de la Virgen que se celebra el segundo domingo después de Pascua y la procesión del Carmen.

Una vez ubicados en la Villa y debido al día que hace lo primero es dar un paseo por cualquiera de sus playas y un “cole” o “col” (como se conoce en Cantabria al darse un baño en el mar). Las opciones de playa son variadas y todas de gran belleza: Fuentes, primera, El Rosal, El Tostadero, Merón y Gerra.

Tras refrescarnos comienza el paseo por la localidad.



La puebla vieja de San Vicente es además un espacio lleno de encanto gracias a su iglesia, castillo y los restos de una muralla. Los puentes tienen también mucho que ver en la belleza de esta villa, que tiene comofondo los Picos de Europa con sus cumbres permanentemente nevadas. Todo ello convierte este antiguo refugio de pescadores en un lugar ideal para descansar y disfrutar.

La vocación marinera de San Vicente de la Barquera se aprecia asimismo en su gastronomía, que gira en torno a pescados y mariscos y tiene su máxima expresión en el sorropotún , un guiso preparado a base de bonito y patatas.

En cuanto a sus monumentos, el más destacado es la iglesia de Santa María de los Ángeles, construida entre los siglos XIII y XVI. En el XV se levantó el antiguo convento franciscano de San Luis, hoy se pueden ver sus restos. El castillo edificado en tiempos de Alfonso I es hoy sede de numerosas exposiciones.

La puebla vieja de San Vicente es un conjunto monumental plagado de interesantes edificios que le han merecido la declaración como bien de interés cultural de Cantabria desde 1987. Los puentes son otro de los signos de identidad de esta villa: el de la Maza, con 28 ojos, fue construido por mandato de los Reyes Católicos en el siglo XVI, mientras que el del Parral data del siglo XVIII.

Share.

Leave A Reply