fbpx

Este néctar es un poco raro

0

Cuenta el mito (uno de ellos) que, deseosa de vengarse de los dioses, Gaia o Gea, la Tierra, se unió al Tártaro y concibió a los gigantes, cada uno destinado a ser la contraparte y derrotar a uno de los dioses, unos seres enormes y monstruosos que solo podrían ser derrotados si colaboraban un dios y un mortal.
Estos son los mimbres que utiliza Kentaro Miura para construir su manga “Gigantomaquia” aunque convenientemente revisados. Así nos traslada no al pasado mítico sino a un futuro postapocalíptico (Sí, una vez al mes toca apocalipsis) millones de años después del acontecimiento la vida se ha adaptado, han surgido especies nuevas y los humanos han evolucionado de formas imprevistas. Sin embargo, no hay paz, ha surgido un imperio que cuenta con el apoyo de los dioses del Olimpo y utiliza a los gigantes como armas, su objetivo es aniquilar a todos los demás pueblos humanos y hacerse con el control de sus gigantes durmientes, los fragmentos de Gaia que permiten que florezca la vida. Frente a ellos Prome una joven diosa y Delos un luchador de buen corazón recorren el mundo tratando de proteger a esos gigantes durmientes y acabar con los que están aliados con el Olimpo.
Debo decir que estos personajes son uno de los grandes aciertos de la obra, si bien son arquetipos, mantienen una relación humana y compleja muy interesante, los distintos planteamientos de cada uno de ellos, sus prioridades y sus métodos se resuelven con una dialéctica fresca y en ocasiones divertida, también hay momentos que para no extenderme demasiado calificaré de raros (ese néctar…), baste advertir que la obra está calificada para adultos.
Otro de los grandes aciertos, como no podía ser de otra manera en una obra de Kentaro Miura es la increíble calidad del dibujo con un detalle exquisito que se evidencia sobre todo en la ciudad de los “scarabei”. Una auténtica maravilla visual que debe ser disfrutada dedicándole a cada ilustración el tiempo que merece.
Sin embargo, esta obra tiene un pero, uno inmenso, a pesar de que plantea un mundo complejo, totalmente desconocido para nosotros, que nos muestra una parte de una guerra larga y cruel, esta obra se concibió como un único volumen autoconclusivo, por lo que una vez llegado al final te encontrarás con un montón de preguntas que no tendrán respuesta, para mí, he de admitirlo, a supuesto un bajón importante porque la historia me ha dejado con ganas de más. Mucho más.

Share.

Leave A Reply