fbpx

EstuCantabria: Reinosa

0

Ayer las calles de Reinosa tenían que ser un hervidero de gente. 20 de enero es una fecha marcada para todos los campurrianos, se trata de San Sebastian, el patrono de la capital.

Ollas Ferroviarias, Folclore, misa… y por supuesto la fuente que da vino son las principales atracciones un año normal, por desgracia, por segunda vez de la fuente no saldrá agua ni habrá muchas actividades. Cabe recordar que en Reinosa también tienen grandes celebraciones Santiago y San Mateo.

Especialmente esta última. Reinosa y la cultura son casi uno. Además de las carrozas y los conciertos en las fiestas de septiembre destacan el Concurso de Folclore de Campoo, el más prestigioso y antiguo que existe y el Día de Campoo, en el que se ensalzan las costumbres, tradiciones y folclore de la comarca cántabra de Campoo que por su idiosincrasia y aislamiento con el resto de Cantabria mantiene unas costumbres muy particulares ligadas al ámbito rural y a las actividades tradicionales de la ganadería y la artesanía.

Otros acontecimientos importantes son el concurso de Marzas.

La primera parada la hacemos en la céntrica iglesia de San Sebastián, en la plaza de Juan XXIII. Se trata del templo barroco más importante de la zona de Campoo y fue declarado Bien de Interés Cultural en 1983. En el lugar donde se encuentra el actual templo barroco hubo una iglesia, del siglo XVI.

También en el centro se encuentra el Teatro, un edificio que abrió en 1893 y que destaca por sus soportales. El inmueble sigue intacto gracias a la rehabilitación que se realizó hace unas décadas.

Cerca de Reinosa se encuentra Fontibre, donde el río Ebro sale a luz. Así que el río es un nexo importante en la ciudad, por ello algo imprescindible en nuestra visita a Reinosa es pasear por la ribera y disfrutar de la belleza.

Además junto al Ebro se encuentra el parque de Cupido, lugar de encuentro entre los vecinos. Sin ningún tipo de duda la Plaza de España donde se encuentra el Ayuntamiento es otro de los punto neurálgicos de la localidad.

En la plaza del Ayuntamiento se erige además un conjunto de características edificaciones de sillería, construidas en los siglos XVI y XVII. Es también muy popular la zona de los soportales, donde se puede degustar el dulce típico de la ciudad, conocido como “pantortilla”.

El visitante puede disfrutar en Campoo no sólo arte, paisaje, folklore y costumbres. La pesca en cauces bravíos y caudalosos; la caza mayor y menor por bellos parajes especialmente dotados para la actividad cinegética; los deportes de invierno en la estación de esquí de Brañavieja Alto Campoo, o la práctica de deportes náuticos en las vastas extensiones del pantano del Ebro son sólo unas pocas de las muchas apuestas para el ocio que Reinosa nos propone. Especialmente recomendable es la ascensión hasta el Pico Tres Mares, un escenario imprescindible para quienes deseen observar y admirar, desde sus más de 2.000 metros de altitud, buena parte de la Cantabria sur.

Share.

Leave A Reply