fbpx

El intenso y absurdo debate de la monarquia

Debates, tertulias, manifestaciones y política constituyen un monográfico sobre la Monarquía.
Mas allá de la historia que constituye España, entre Reyes y Reinas, Príncipes y Princesas, quiero lanzar una pregunta, ¿nos ayudan a resolver una crisis sanitaria?, ¿nos ofrece la monarquía dinero cuando España se hiela de frio?, ¿trabajo cuando el paro aumenta sin cesar cada día?, ¿o acaso no somos más que sus lacayos para llenar sus bolsillos de oro, incienso y mirra?. La partida presupuestaria de la Realeza Española es desproporcionada, si lo comparamos con el salario mínimo interprofesional, por no decir innecesaria.
Colegios privados, coches de lujo, vacaciones de ensueño, vestuario de real y un largo etcétera que nuestros familiares jamás podrán soñar.
¿Por qué acuden a colegios privados si son los Reyes de España y es del estado de quien se lucran y sus bolsillos están llenos gracias a nosotros?.
La institución monárquica no supone más que visitas reales a otros países, posados absurdos en sociedad cada vez que ocurre un acontecimiento familiar o para dar la bienvenida al verano. Bodas reales, visitas al tercer mundo para saber cómo viven y en qué circunstancias y viajar a lo largo y ancho del país, esto última con un despliegue económico y policial que asusta.
Ayer mismo veíamos congregados en Torrelavega a una pequeña multitud de adeptos a los Reyes, que se hacinaban unos con otros sin respetar distancias de seguridad, con la policía vigilando y haciendo caso omiso a lo que estaba ocurriendo, pero luego, la cultura de este país lo sigue a rajatabla y cada día se la tiene menos en cuenta. Esperemos que no se produzcan mas casos de coronavirus por ese fervor monárquico de algunos de nuestros vecinos.
¿Para qué necesitamos a la monarquía si tenemos a los poderes públicos del Estado para ejecutar y legislar una Nación?, con un Ministerio de exteriores cuya labor externa es ver, analizar y acudir allí donde sea necesario para ofrecer y dar lo mejor de nosotros mismos, como país y obtener los mejores resultados para España.
Al igual que votamos de manera democrática a nuestros representantes ante la cámara, también debemos votar si queremos o no representación monarquía, y si es así, que la sucesión no vaya por delante, la realeza no entiende de sangre, dinero ni de poder.
Esto es 2020, los ciudadanos mandamos y queremos que todos los elegidos para representarnos pasen por una urna.
No sé si la solución es un modelo republicano o no, pero desde luego si lo es un Gobierno, una democracia y el papel fundamental del ciudadano como arma para cambiar las cosas.

Leave A Reply

info@estudiario.es Copyright ® 2019- Estudiario.es - Todos los derechos reservados.