fbpx

El estratega más inteligente del Imperio

0

El universo expandido de “Star Wars” es un maremágnum en el que es difícil orientarse, al fin y al cabo, han sido décadas de cómics, novelas, videojuegos… años de publicaciones constantes que, para más inri, fueron arrumbadas a un rincón por la compañía Disney al hacerse con los derechos, convirtiéndolo en las “leyendas” del universo. La decisión pudo tener su lógica, pero los daños fueron innegables, personajes carismáticos e historias legendarias dejaron de ser canon y de tener futuro, afortunadamente, no todos los personajes siguieron el mismo destino y algunos de ellos fueron rescatados como el protagonista del cómic que comento hoy: el Gran Almirante Thrawn.
Sin embargo, no tengo muy claro que el cómic “Star Wars: Thrawn” de Houser, Ross y Woodard sea la mejor aportación al universo expandido, o siquiera, al propio personaje. No se trata de que el cómic sea malo es que es, sencillamente plano, en todos los sentidos, no alcanza cotas sobresalientes en ningún aspecto, desde el dibujo que es eficaz, pero sin alardes, aporta información y es estéticamente correcto, pero no hay ninguna imagen que destaque por su fuerza expresiva o por la belleza (o fealdad que todo puede ser) trasmitida hasta los personajes que, en el caso de los preexistentes son plasmados con mimo, pero los demás, los especialmente creados para el cómic, no destacan en absoluto.
Otro tanto puede decirse de la trama que, si bien es entretenida, es también predecible en algunos puntos, Thrawn es, sencillamente demasiado listo, soy consciente de que contar la historia de un gran estratega, el mayor del Imperio, es difícil, pero los autores cometen un error habitual al enfrentarse a este tipo de personajes, convierten a Thrawn en un ser omnisciente capaz de predecir hasta la última reacción de sus enemigos y, por lo tanto, de desarrollar tramas dentro de tramas dentro de tramas y así hasta el infinito sin margen para que el enemigo le pueda sorprender haciendo algo inesperado o siquiera estúpido o ilógico que convierta el plan más elaborado en una caótica catástrofe y obligando al estratega a adaptarse.
Es en resumen un cómic que resulta entretenido pero que aporta poco tanto en lo que se refiere al arte del cómic en sí, como en cuanto al universo expandido de “Star Wars” simplemente nos da más información sobre un personaje carismático al que los fans aprecian y que ha tenido un papel remarcable en otras obras de este universo, tanto novelas como comics o series como “Star Wars Rebels”, pero que en este comic resulta plano al carecer de cualquier tipo de defecto. Un cómic, en resumen, que probablemente sólo disfruten los seguidores de la franquicia más cafeteros, los capaces de detectar y entender todos los guiños y referencias que pueblan el guion, el resto del mundo no tendrá la sensación de haber perdido el tiempo, pero tampoco la de haber disfrutado de un gran cómic.

Share.

Leave A Reply