fbpx

El día que la humanidad se transformó en piedra

La desaparición, extinción, aniquilación o fuga desesperada del planeta de una parte o de toda la humanidad es un clásico de la ciencia ficción, ya sea por un proceso natural como una enfermedad o por culpa de los propios humanos, llevamos décadas dándole vueltas a la idea de qué pasaría si la humanidad despareciese, o quedase reducida al mínimo, desde “Soy leyenda” de Matheson hasta “The walking dead” son cientos los escenarios que se han planteado al respecto tanto desde la perspectiva de que la humanidad es una enfermedad que contamina la tierra y su desaparición sería una mejora, hasta la de que sin los humanos el mundo es un desperdicio de espacio en un universo sin demasiado sentido.
Precisamente el manga que traigo hoy, “Dr. Stone” con guion de Riichiro Inagaki y dibujo de Boichi, plantea un escenario de este tipo: un día cualquiera, de nuestra época, todos los humanos del planeta se convierten en piedra permaneciendo en ese estado durante miles de años. Los autores plantean la repentina desaparición de la humanidad de una forma honesta, con emotividad, pero sin exceso, mostrando los efectos inmediatos y a largo plazo de la petrificación de los humanos, especialmente señalando de forma eficaz como van desapareciendo las obras de la humanidad, desde presas y puentes que se desmoronan por falta de mantenimiento a la destrucción de edificios simbólicos como la Torre Tokio.
3700 años después Taiju es liberado de su prisión de piedra y se encuentra solo, en un mundo desconocido donde no hay rastro de civilización, sin saber lo que ha ocurrido, ni el tiempo que ha pasado, solo sabe que hay cientos de humanos en las cercanías convertidos en estatuas y que muchas yacen destrozadas, ni Taiju ni nosotros sabemos que ha ocurrido, pero algo está claro, para esas personas no habrá despertar.
Por suerte para Taiju, que es fuertote y no muy listo, su amigo Senku, que es un auténtico genio, despertó antes que él, por lo que pronto pueden ponerse manos a la obra para tratar de encontrar una cura para la petrificación y reconstruir la civilización humana.
Nos encontramos ante un manga que combina la comedia con la tragedia y los momentos reflexivos de forma muy inteligente, que no le hace ascos a plantear, desde el principio, dilemas profundos que no son fáciles de resolver, en un mundo donde no hay soluciones mágicas y cada elección implica una renuncia, como en la vida real, todo ello acompañado de un dibujo claro, eficaz y potente, en mi opinión una maravilla tanto desde el punto de vista de la técnica, como de la expresividad y de la estética. Un manga recomendable desde cualquier punto de vista.

Leave A Reply

info@estudiario.es Copyright ® 2019- Estudiario.es - Todos los derechos reservados.